Las claves del cambio del modelo energético

(Hoy más urgente que nunca cuando me anuncian un 10% de subida en  la energía y un 9% en el el término de potencia)

La electricidad sube y sube y se  sigue echando la culpa a las renovables…, antes porque eran caras y ahora porque no llueve, no hace viento o no hay sol.

Es como si fuera secundario el hecho de que el petróleo y al gas son recursos del poder económico mundial que genera guerras por su control y que dependen de los constantes vaivenes del euro/dolar.

Es como si se aceptara que lo normal es la crisis permanente del sistema capitalista que impide cosas que ya deberían ser un derecho humano (universal)…., el acceso a la electricidad al mismo nivel que el acceso al agua….., y no sea una mercancía con la que hacer jugosos negocios a repartir en generosos dividendos.

El caso es que esto ya hace muchos años nos lo vienen diciendo los ecologistas, y no solo por el cambio climático.

En el último Foro de Davos los gurus de la economía mundíal les dan finalmente la razón…., es necesario cambiar el modelo de generación, distribución y consumo de energía porque también se puede hacer cosas tan sencillas como frenar en seco esa escalada de los precios de la electricidad incluso revertirla hasta dejar la electricidad a precio de saldo.

En este post hago una síntesis de lo que hasta el momento he ido publicando reflejo sin duda de lo que los sabios vienen diciendo desde hace años, y que creo puede ayudar al debate sobre el nuevo modelo al menos en lo que concierne a España.

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” (Einstein)

Primero: Sacar la producción eléctrica de origen renovable del actual marco regulatorio

Lo dicen gurus del sistema que representan al sector renovable y cuyos  ingresos se podrían venir abajo si eso ocurre. Veamos porqué.

El precio que pagan las comerciales a los fabricantes de electricidad, y que luego venden una vez añadido gastos de estructura, fijos y beneficio (pvp), es el que marca la electricidad fabricada con gas natural. Que es el precio más caro de todo el pool de combustibles primarios.

Lo que sale de fabríca a coste 0, salvo amortización, como ocurre con la electricidad de origen renovable se revalua al precio de la que es de origen fósil y a correr.

Sin duda para el productor de renovable (huertos) esta es una forma de paliar el desaguisado de la caida del régimen especial pero para el consumidor que ha optado por motivos éticos el utilizar renovables…, es poner a prueba su ética y para el que lo hace buscando el céntimo de ahorro es simplemente dejarlo indiferente ante el desastre medioambiental.

Si opta el fabricante con renovable jugar en otra cancha regulatoria, abandonando la tranquilidad de convivir con las energías sucias del pool, no me cabe la menor duda de que el consumidor premiará con la previsibilidad en el suministro del granel a este fabricante en el marco de los contratos tipo PPA (Power Purchase Agreement).

Segundo: Minimizar el coste variable de la energía eléctrica

Es decir el granel que consumimos en nuestro equipamiento eléctrico creando CER (Comunidades de Energías Renovables) tal como proponen cooperativas de consumo, grupos ecologistas  y entidades dedicadas a investigar soluciones que hagan más sostenible y barato el tinglado eléctrico.

Sin la necesaria popularización del nuevo modelo más sostenible que debemos diseñar para la producción y el consumo de nada sirve tener un sistema regulatorio propio del sector renovable. El punto primero será una pata más de la burocracia del negocio oligopólico.

Producir y consumir energía eléctrica 100% renovable debe ser parecido al modelo existente de agricultura ecológica orientado al suministro de cooperativas de consumo.

En estas el precio de compra es proporcionalmente mas bajo que cuando se usa el procedimiento habitual de suministro por dos simples razones; una es porque el producto no viene de origen afectado por el gasto de insumos (abono y fitosanitarios) y la otra es porque el fabricante renuncia al lucro desmedido en la venta de la mercancia  a cambio de la fidelidad del consumidor.

Para ser más exactos diríamos que la relación calidad/precio se decanta notablemente a favor de los productos ecológicos frente a los convencionales cuando se distribuyen en el marco de una cooperativa de consumo que establece una relación no especulativa con el productor agrícola (¿un contrato PPA agrícola quizás?).

Esto mismo ocurre con las CER. Si no hay lucro, si no hay dividendos como sucede en una cooperativa…. la venta de la producción (generación renovable) de energía debe ser mucho más barata. Si a esto le añadimos una gestión orientada a favorecer el intercambio directo productor/consumidor como la que posibilita la tecnología blockchain, es evidente que el coste de energía es 0 en el origen y en destino apenas habría que añadir tasas por transporte, garantía de potencia, estructura y si se desea el beneficio cooperativo siempre razonable.

Los modelos CER se organizan como cooperativas de generación y (auto)consumo. Deben actuar como operadores del mercado eléctrico haciendo funciones de comercializadora para miembros y clientes.  Y si conviene la función de distribución.

Con la distribución ocurre como con el transporte de paquetería. Podemos incorporar una flota de camiones a nuestra fábrica si nos pilla a mano, es decir si hay un factor de escala que lo justifique. De lo contrario hay muchos que lo van a hacer mejor…, más profesionalmente.

Ocurre lo mismo con la distribución eléctrica que para más inri está perfectamente regulada. Sin duda los ayuntamiento con la necesaria planificación y gestión del territorio municipal son un factor de escala en la distribución eléctrica. Los modelos de remunicipalización tienen su razón de ser apoyados por la buena experiencias de muchos municipios de España que mantienen todavía el monopolio de la distribución.

No es necesario ser distribuidores. Lo importante de un CER es que sea capaz de (auto)generar la máxima energía que puedan demandar socios y clientes y poder controlar el balance entre un productor dado y un consumidor no situado en la misma red de distribución electrica pero si conectados por internet. En otro post hablaremos de compensar excedentes entre CERs

!!Ojo!!. Voy a soltar una obviedad para la inmensa mayoria de los lectores pero es una duda recurrente cuando se lleva el debate a la ciudadanía. El rol de distribuidor es innecesario porque al final la mercancia es la misma (electrón) sea este el resultado del ciclo de carnot o del efecto fotovoltaico. No son como la carne de vacuno ecológico que se necesita conocer su trazabilidad de origen a destino. Aquí  solo se necesita para pagar/cobrar (compensar) de forma transparente y automática una aplicación blockchain que se ejecuta punto a punto y para eso se usa la red Internet no la eléctrica.

Tercero: Reducir los costes fijo de la energía eléctrica

En el modelo CER están presente los siguientes actores…..

 

 

 

1 – Fabricante de energía eléctrica con combustible renovable.

Que debería ser un activo de la cooperativa generadora aunque no es estrictamente necesario. Todo depende de las condiciones que la parte comercial de la cooperativa pacte en un acuerdo tipo PPA donde queda estipulado indirectamente el nivel de lucro a cambio de garantizar la viabilidad económica de la planta.

Aunque la energía inyectada en su totalidad a la red de distribución tiene coste 0, es necesario su transporte a los puntos de consumo que supone incrementar el precio. A esto hay que añadir la amortización de la planta y el beneficio razonable si es ajena su propiedad al CER.

2 . Prosumidores

Entidades residenciales, comerciales o industriales miembros de la cooperativa de consumo donde el suministro es total o parcialmente cubierto con un autogenerador conectado a la red del usuario que debe ser un activo CER como justificaremos en próximos post.

La entidad unas veces es consumidora de la red y otra autoconsumidora posibilitando que parte del suministro no tenga que ser transportado.

La entidad tiene que ser compensada tanto por el alquiler de su espacio y el uso de su red como por su capacidad de generar excedentes que según zona climática es en la siguiente cuantía:

 

 

 

 

 

 

Al prosumidor puede amortizar esta instalación de autogeneración (mini PPA con la CER) por el pago de un suministro en autoconsumo que vale 0 y que no hay que transportar, por una potencia adicional y puntual que posibilita bajar drásticamente el término fijo de potencia y por la capacidad que tenga para generar excedentes, normalmente por el uso de baterías y medidas de eficiencia posibilitando aún más el consumo con granel propio a otros miembros consumidores del CER (el actor nº 3).

En cualquier caso para bajar los costes (fijos) en el CER es necesario transportar lo menos posible la energía es decir incentivar el modelo 2 frente al 1.

Cuarto: La necesidad de una criptomoneda

Dicho de otra manera. La necesidad de defenderse de la feroz competencia del oligopolio y de los vaivenes del mercado.

Que no nos quepa la menor duda…. El oligopolio no solo será proactivo en el fomento de la generación distribuida o muy distribuida como ya es con la autogeneración para el autoconsumo. Tambien lo será con su oferta de compensación de los excedentes producidos.

El modelo de autogeneración para el autoconsumo dentro de un CER debe ser una inversión cooperativa, un activo de la CER, que físicamente actúa como un suministro in situ y paralelo al que viene desde la red de distribución.

Ahora bien ¿que puede diferenciar este modelo de negocio del que puede suponer actuar de autoconsumidor independiente que encima podría tener la posibilidad  de vender o ver compensado sus excedentes?.

La clave está que bajo el modelo CER la autogeneración se rige con el mismo criterio que el PPA, es decir es una forma de financiar la instalación al usuario prosumidor pero también porque debe ser compensado por el esfuerzo de ahorro maximizando los excedentes con los que se crea la criptomoneda que debería regir las relaciones dentro de la CER.

Creo ser realista cuando planteo que esta criptomoneda que se acuña con los excedentes de la autogeneración tiene que ser común para todos aquellos que están en la misma onda (REScoop) es decir tiene que hacerse popular más allá de que forme puntualmente parte de tal o cual exchange y que además esté sometida a reglas estrictas de control emisivo para que su valor sea siempre estable frente a las monedas fiduciarias.

Se trata de ganar la batalla de una moneda respaldada por el electrón renovable frente al dolar manchado de petróleo.

¡¡Vamos que compense a un CER invertir en autogeneradores de energía basados en renovables y no en ordenadores con los que minar criptomonedas cuyo valor es puramente especulativo!!.

Nota: Sin duda me ha resultado esclarecedor el whitepaper del proyecto PYLON aunque sigo teniendo algunas lagunas y bastantes dudas. Espero que continuen con el proyecto. ¿Será PylonCoin esa criptomoneda?

Esta entrada fue publicada en Ahora es otra historia. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.