Llegan las Comunidades de Energía Renovable (CER)

Empieza una época esperanzadora para aquellos que llevan años tratando de poner en valor el despliegue masivo de una nueva alternativa energética que palíe los efectos del cambio climático o para aquellos que de una manera mucho más prosaica solo tratan de vivir de ello como instaladores o para hacer algo de caja como inversores.

Esta época nace al amparo de las tecnología de la información llamada blockchain que para que nos entendamos es una manera de guardar información o sea, un formato de base de datos.

Tecnología de base de datos desarrollada para trabajar sobre entornos de eventos distribuidos garantizando la consistencia  y cuyo renovado interés viene de su aplicación en el desarrollo de monedas virtuales (criptomonedas) como el bitcoin.

Esto mismo también puede servir para soportar otras monedas (virtuales) que, al contrario que el bitcoin cuyo valor es puramente especulativo, están soportadas por la economía real como puede ser la producción de electrones (electricidad).

Los excedentes del autoconsumo (tipo I) que se generan o podrían generarse en multiples instalaciones (generación distribuida) que por ley nadie puede comprar o balancear obligando incluso a poner hard o soft por medio para que nada se escape a la red bajo pena…, ahora pueden ser registrada, contabilizada y balanceada de forma muy sencilla (y barata) al margen del sistema que de forma exclusiva gestiona la distribución eléctrica y que obviamente pone sus normas.

Pues bien…, ya hay cooperativas de consumidores que están dispuestas a evolucionar hacia las llamadas Comunidad de Energía Renovable (CER) donde se unan los intereses de todos aquellos que desean consumir 100% renovable con aquellos que además tienen capacidad de autogenerar para el autoconsumo y para consumo de los demás. Los llamados prosumidores.

En los próximos posts entraré en detalle de como es todo este modelo de registro,  contabilidad y reparto (compensación). El soporte legislativo que lo podría hacer viable . Y de porqué es una oportunidad única que evite que lo que está a disposición de forma libre y gratuita para su uso por la humanidad, las energías renovables, no vuelvan a ser monopolizadas como ya sucedió hace 150 años con los recursos fósiles.

Les tendré al tanto.

Nota: Mientras tanto echarle un vistazo al video publicado por la empresa Klenergy que nos explica de forma muy didáctica que es la red PYLON.

 

Esta entrada fue publicada en Ahora es otra historia. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.