No quiero caer….

…en un “nacionalismo” excluyente y de zona, pero cuanto antes nos libremos de la dependencia exterior en el suministro de energía primaria de recursos fósiles, antes habremos despejado la gran incertidumbre del siglo XXI que genera su inexorable agotamiento.

Mientras en España Gas Natural se pelea por sacar a flote su red de centrales eléctricas de ciclo combinado altamente productoras de CO2 y cuya productividad apenas alcanza el 40% debido a la cantidad que se han construido y a la baja demanda eléctrica debido a la crisis; en Europa se pelea por pagar lo menos posible a los argelinos de Sonatrach por su gas al mismo tiempo que estos nos quieren cobrar todo lo que puedan para financiar su desarrollo económico. Y esto va a seguir siendo así incluso más, a pesar de que por ahora han parado el golpe, con estos y otros proveedores de recursos energéticos minerales de origen fósil o no.

Ocurre con el gas argelino, el ruso, el petróleo de Venezuela y el uranio mineral o enriquecido (doble dependencia). Los minerales se van a agotar en este siglo y los años pasan muy rápidos. Nuestro nietos tienen que tener un mundo limpio y energéticamente despejado. Y el que se haya equivocado mirando por sus intereses a corto plazo, como Gas Natural, que pague las consecuencias como lo paga cualquier hijo de vecino cuando se queda sin empleo, que bastante nos hemos gastado ya con los dichosos oleoductos que une africa con la península ibérica para andar después todo el día de pleitos.

Esta entrada fue publicada en Esto era antes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *