Hagamos números con el autoconsumo

En España hay del orden de 1.300.000 edificios residenciales, catastralmente registrados, con una superficie de cubierta ociosa, es decir si ningún uso, de unos 30 m2 por edificio de media. Esto nos permite ubicar encima de nuestras cabezas del orden de uno 1.500 MW de potencia en instalaciones de (micro)generadores fotovoltaicos calculadas a partir de la relación geométrica de 0,037 kW por cada m2 de superficie plana ocupada.

No tenemos en cuenta el sector comercial ni el el industrial; pero, sobre todo, no tenemos en cuenta las posibilidades de integración arquitectónica de los generadores FV ni su uso como cerramientos, simplemente hago un ejercicio de cálculo a partir del supuesto de que cada uno en su casa decidiese producir parte de la energía eléctrica que consume a partir de pequeños generadores FV mirando al Sol.

Pues bien a partir de los supuestos expresados en el primer párrafo, esta posibilidad supone 450 millones de € ahorrados al año en el gasto eléctrico de nuestros hogares más 12 millones de € por las emisiones que de gases de efecto invernadero hemos evitado.

El número de instalaciones de (micro)generación FV que habría que hacer, considerando una media de 2 kW por instalación, sería de una 650.000 que transformadas en horas*hombre suponen 6 millones o lo que es lo mismo empleo para 30.000 electricistas durante 2 años.

Tarea que no es ingente si consideramos esfuerzos similares, como por ejemplo, las migraciones hechas a nivel informático por el llamado efecto 2000 o el paso de tecnología analógica a digital en el ámbito de la televisión.

Ahora bien, ¿cuanto cuesta esto?.

Si el gobierno decidiese acometer estas infraestructas de autogeneración al detall con el mismo criterio financiero que aborda la construcción de centrales nucleares, la red de alta tensión o las infraestructuras que permiten traer el gas natural de los paises del norte de Africa, podríamos disponer microgeneradores fabricados en España al 100% a un precio de unos 2 €/watio.

Es decir, habría que financiar del orden de 3.000 millones de €, cantidad que si dividimos por los 450 millones que nos ahorramos al año supone 6 años como mucho en su amortización. Teniendo en cuenta la vida útil de los microgeneradores (30 años), obtenemos un ahorro total de 15.000 millones de euros.

Juzguen ustedes, pero ya les digo que 10 arriba 10 abajo esto es lo que hay…., y comparen con los 600 millones de € que el gobierno se va a gastar en las ayudas al carbón para que dentro de 2 años los mineros estén de nuevo en la carretera camino de Madrid.

Esta entrada fue publicada en Esto era antes. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.